Fegatramer pide a Fomento más inversiones en las carreteras de Galicia y no sólo “brindis al sol” o “promesas incumplidas”

La federación denuncia que las infraestructuras gallegas no reciben la atención debida por parte de las administraciones.

La Federación Gallega de Transportes (Fegatramer) ha hecho público un comunicado en el que “apoya la petición de la Xunta de Galicia al Gobierno de España para el nuevo plan de carreteras”, puesto que, tal y como explican desde la patronal regional, “esas nuevas infraestructuras que se reclaman son vitales para el futuro de la comunidad autónoma”.

Llegados a este punto cabe recordar que el ejecutivo gallego ha pedido al Ministerio de Fomento 600 millones de euros para autovías, que el Gobierno de Alberto Núñez Feijoó quiere que se destinen a la reforma de la autovía Vigo-Porriño, obras de mejora en la A-74 (A Mariña), en la A-56 (Ourense-Lugo), en la A-76 (Ourense-Ponferrada) y en la circunvalación de Pontevedra.

Los responsables de Fegatramer son aún más ambiciosos y consideran que “esta petición debe mantenerse en el tiempo, plasmarse en compromisos serios con los correspondientes proyectos y las dotaciones presupuestarias oportunas para su realización material y no quedarse en un brindis al sol o un anuncio publicitario sin más por parte del Gobierno autonómico, o luego en una promesa incumplida por parte del Gobierno Central”.

En este sentido, la federación gallega recuerda que el actual mapa de autovías en la región “es muy parecido al planteado en el Plan del 2003, porque poco es lo que se ha hecho desde entonces y sobre todo lento, muy lento”. Denuncia además Fegatramer que a pesar de que se han hecho “muchas promesas para la Galicia, los dineros se han ido como siempre en la historia de este país para otros sitios”.

Y detalla la federación en su comunicado que, entre otras actuaciones, “se ha terminado la A-8 y se completó la autovía que une Verín con la frontera portuguesa, así como las recientes ampliaciones en la AP-9”. Además, Fegatramer reconoce que “la Xunta ha desdoblado la mayoría de los corredores que había diseñado inicialmente con dos carriles y ha realizado trabajos en la autovías de la Costa da Morte, la AG -64 y el tramo de autovía Lalín-Ourense”, un bagaje que a la asociación gallega se le antoja “muy pequeño para una comunidad que es periferia (España) de la periferia, (Europa)”.

Fegatramer sostiene que “si Galicia se quiere subir al carro de la modernidad y ser una comunidad con futuro (…) necesita un soporte logístico y de transporte, que solo puede convertirse en realidad si logra disponer de una red viaria moderna y acorde con las necesidades de los territorios y economías más desarrolladas”. Por todo ello, los responsables de la federacion consideran “necesario que el Gobierno de Galicia como el del Estado se comprometan en esta apuesta por las infraestructuras de transporte y comunicación gallegas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *