Farcinox instala desfibriladores en sus instalaciones de Pedro Muñoz (Ciudad Real) y Constantí (Tarragona)

Algunos empleados de Farcinox han recibido formación específica sobre la utilización de los desfibriladores.

Farcinox ha instalado recientemente desfibriladores externos automáticos de última generación en su sede de Pedro Muñoz (Ciudad Real) y en su taller de servicio posventa en Constantí (Tarragona). El fabricante de cisternas ha tomado esta decisión con el objetivo de que “tanto los empleados como los clientes, conductores o cualquier persona que visite la compañía se encuentre con unas instalaciones acondicionadas en materia de prevención, seguridad y prestación de servicios asistenciales”.

Algunos integrantes del equipo de Farcinox han recibido formación específica sobre la utilización, primeros auxilios y maniobras de reanimación, contando así con “la preparación y conocimientos necesarios para el perfecto manejo de los desfibriladores”, explican desde la empresa española.

En cualquier caso, los desfibriladores “están conectados permanentemente con el servicio de asistencia y mantenimiento del fabricante Telecontrol, para evitar incidencias y asegurar su correcto funcionamiento en cualquier momento, así como con el servicio de emergencias 112, para actuar de forma adecuada según el protocolo de atención sanitaria”, afirman desde Farcinox.

“La incorporación de estos dispositivos supone un paso más en nuestros protocolos de seguridad y cuidado no sólo de nuestro propio equipo, sino de cualquier persona que visite nuestras instalaciones e incluso para las empresas vecinas que en un momento dado necesiten utilizarlo”, han asegurado los gerentes de Farcinox, Juan Francisco Sanz y Miguel Ángel Muñoz Jaime.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *