Estupefacción en el transporte ante la falta de voluntad del Gobierno para evitar el bloqueo de la AP-7

El bloqueo de la AP-7 a la altura de la frontera de La Junquera (Gerona) por parte de manifestantes indepentistas ha llevado tanto a CETM como a Fenadismer a denunciar falta de voluntad política, pasividad e incluso connivencia de las diferentes administraciones implicadas en dar respuesta a esta grave problemática.

Así, desde CETM denuncian la «pasividad mostrada una vez más por parte de todas las autoridades que han permitido que la AP-7, vía principal de conexión entre España y Francia por carretera, esté cerrada al tráfico en ambos sentidos de la marcha desde las 9:00 horas de hoy». En esta organización no tienen duda alguna de que «el bloqueo de esta carretera era absolutamente evitable, puesto que había sido anunciado con anterioridad por sus organizadores a través de las redes sociales, lo que pone de manifiesto la falta de voluntad política para evitarlo».

Tras más de ocho horas de circulación interrumpida, lo que representa un coste aproximado para el sector del transporte de cinco millones de euros, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado no han realizado ninguna intervención encaminada a solucionar un conflicto que mantiene a «miles de transportistas secuestrados, sin poder ejercer su derecho a la libre circulación y sin posibilidad de cubrir sus necesidades básicas de alimentación e higiene».

«Mientras tanto, los CDR reparten bocadillos, beben y bailan al son de la música, disfrutando de la completa falta de respuesta por parte de aquellos que tienen encomendado el cumplimiento de la Ley y el respeto del orden establecido, lo que nos está convirtiendo en el hazmerreír de Europa», claman estupefactos desde esta patronal

«No es admisible que la resaca electoral y los intereses políticos primen para tomar decisiones que perjudican al conjunto de la economía y la sociedad españolas. El Gobierno francés ya ha advertido de que no permitirá ni desmanes ni bloqueos en su frontera y que empleará para ello las medidas necesarias. ¿Por qué aquí no? ¿Para qué sirve un Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, que no es capaz de poner en marcha medidas conjuntas con el Gobierno francés que permitan la libre circulación transfronteriza entre ambos países? ¿En qué somos diferentes, máxime cuando se trata de defender nuestra depauperada economía, cuyo principal motor es el transporte?»

«Connivencia» de la Generalitat

Desde Fenadismer, por su parte, dirigen sus críticas hacia el Gobierno de la Generalitat de Cataluña, al que acusan de «pasividad y connivencia» al permitir nuevos bloqueos en la AP 7, situación que «resulta sorprendente teniendo en cuenta que desde ya hace varios días se venía anunciando dicha movilización en las redes sociales, bajo el título “Tothom a la Frontera” ( Todos a la Frontera), planteando un bloqueo indefinido en la AP-7 a partir de este
lunes 11 de noviembre durante al menos tres días consecutivos.

A los gravísimos perjuicios económicos que tales bloqueos ocasiona a la economía en general y a la del sector del transporte en particular (cada hora que un camión permanece inmovilizado le supone un coste aproximado de 55 euros según cálculos de la Unión Europea), cabe añadir los perjuicios personales que ocasiona a los conductores que quedan atrapados en el interior de sus vehículos, al no poder atender sus necesidades básicas tanto de alimentación
como de higiene.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *