“Estamos en un sector que necesita profesionales que no encuentra”, advierte Francisco Aranda, secretario general de UNO

Francisco Aranda, secretario general de UNO, explicó a los asistentes a la jornada organizada por Todotransporte los retos del comercio electrónico en relación con la escasez de repartidores.

“Estamos en un sector que necesita profesionales que no encuentra”, alertaba recientemente Francisco Aranda, secretario general de UNO, durante su intervención en una jornada informativa organizada por Todotransporte centrada en la escasez de conductores profesionales. A lo largo de su interesante ponencia, Aranda puso el acento en que “al margen de otras variables ocurre que la figura tradicional del repartidor ya no es la que necesitan las empresas porque, afortunadamente, ya no somos una commodity sino que nos hemos convertido en una ventaja competitiva para las empresas, lo que requiere una nueva formación con nuevas habilidades”.

Además, el imparable auge del comercio electrónico en España, que crece a ritmos anuales superiores al 20%, se traduce en que el 55% de los  ingresos de las empresas de paquetería proviene ya de esta modalidad de negocio, según revelaba Francisco Aranda, para añadir que si hace siete años el 15% de los envíos iba destinado a particulares, este porcentaje roza en la actualidad roza el 60%.

Entre los numerosos y valiosos datos que aportó este ponente en la jornada organizada por Todotransporte en el marco de la feria Motortec figura que el sector cuenta hoy por hoy con un total de 31.000 repartidores, una cifra muy destacable que representa un incremento del 25% frente al año pasado y que tiene que ver, además de con la ya citada imparable subida del comercio electrónico, con el hecho de que la tendencia entre los establecimientos físicos es la de reducir cada día más su espacio de almacén, lo que no viene sino a  incrementar la necesidad del suministro diario.

Otro dato no menos relevante aportado por Francisco Aranda durante su intervención en esta jornada es que entre 6.000 y 7.000 repartidores refuerzan la actividad en picos de demanda de esta actividad como ocurre con el Black Friday, un número de trabajadores de los que más del 10% termina quedándose en las empresas que les han contratado para ese periodo específico, apuntaba.

En su ponencia, el secretario general de UNO destacó con claridad cómo la figura del repartidor es el último eslabón de la cadena de suministro y es especialmente importante, ya que cada vez más debe tener formación en áreas como nuevas tecnologías, conducción eficiente, atención al cliente, normas de movilidad… “y actualmente no encontramos este perfil en España, y es por ello que pusimos en marcha la Escuela de Repartidores, de la que vamos a afrontar ya la segunda edición y habrá una tercera”, informó en relación con una iniciativa formativa que incluye simuladores de conducción, formación en el uso de nuevas tecnologías, optimización de rutas, logística inversa, así como prácticas con nuevos vehículos de reparto más ecológicos.

Llegados a este punto, el balance que reveló Francisco Aranda de la primera edición de la Escuela de Repartidores es netamente positivo, tanto que algunas empresas han solicitado ya a la organización UNO iniciativas de este tipo adaptadas de forma específica a sus propias compañías. Se trata de una formación diseñada para profesionales en activo, con un horario de 17 a 20 horas dos días a la semana, cuyo enfoque es de formación completa y que permite al mismo tiempo mejorar la empleabilidad de los alumnos que asisten a esta escuela.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *