El transporte se enfrenta en Cataluña al colosal reto de mantener su actividad “ante la inacción del Ejecutivo”

“Ante la inacción del Ejecutivo, pedimos a las empresas de transporte que circulen con cautela y eviten las zonas donde puede generarse mayor tensión”, advierten desde CETM.

El transporte de mercancías por carretera afronta la convocatoria de huelga general en Cataluña este viernes 18 de octubre con el convencimiento de que se enfrenta al colosal reto de poder seguir desarrollando su actividad en un escenario donde el corte de carreteras, que en esta región tienen lugar estos días de forma completamente indiscriminada, se ha convertido en una práctica habitual que impide algo tan elemental como el derecho constitucional a trabajar y a desplazarse con libertad.

Ante la posibilidad de que los graves problemas que este sector viene soportando ya desde el pasado lunes 14 de octubre alcancen un nuevo nivel de gravedad, desde la Confederación Española de Transporte de Mercancías, CETM, han solicitado ya tanto al Estado como a la Generalitat que garanticen el libre tránsito de mercancías y personas. Pero “ante la inacción del Ejecutivo, pedimos a las empresas de transporte que circulen con cautela y eviten las zonas donde puede generarse mayor tensión”, añaden.

Así, ante la convocatoria de una huelga general para este viernes 18 de octubre por parte de plataformas y sindicatos independentistas “se espera que los cortes en las carreteras y autopistas catalanas no cesen“, advierten desde esta patronal, que no duda en recomendar a las empresas de transporte que adelanten los envíos en la medida de lo posible y busquen alternativas de recorrido “porque es probable que haya dificultades para acceder a los centros de carga y descarga”.

“Los transportistas se están arriesgando a circular por las carreteras nacionales paralelas, lo que conlleva una multa de 500 euros”, explican desde Fenadismer.

Este viernes 18 de octubre la manifestación central tendrá lugar a las 17:00 horas en los Jardinets de Grácia, “por lo
que será necesario evitar el tránsito por el centro de la ciudad de Barcelona“, informan, nos sin aportar los siguientes enlaces de consulta de la situación: sobre el recorrido completo de las cinco marchas que confluirán en Barcelona, sobre el estado de las carreterasServicio Catalán de Tráfico y Dirección General de Tráfico.

La reacción más rotunda desde el mundo asociativo del transporte ha llegado desde el propio Comité Nacional de Transporte por Carretera, cuyo pleno ha hecho público un comunicado en el que expresa su “rotunda condena por los bloqueos y cortes indiscriminados de las principales carreteras y nodos logísticos que estamos sufriendo en Cataluña y que atentan gravemente contra nuestro derecho constitucional a trabajar y desplazarnos con libertad”.

El máximo órgano de representación de los transportistas ha querido además expresar su “enorme inquietud” por el hecho de que “dichos disturbios amenazan con prolongarse durante los próximos días, previéndose especial intensidad el viernes 18 de octubre, cuando coinciden la huelga general que han convocado los sindicatos independentistas Intersindical-CSC y la IAC con la llegada a Barcelona de las llamadas marchas por la libertad organizadas por ANC y Ómnium Cultural”.

El propio president de la Generalitat, Quim Torra, participa en una marcha que ha cortado la AP-7./ @QuimTorraiPla

Con este preocupante telón de fondo, el CNTC ha enviado sendas cartas al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a los ministros de Fomento e Interior, José Luis Ábalos y Fernando Grande-Marlaska, respectivamente, para solicitarles “que se adopten las medidas que sean precisas para garantizar el orden público y la libre circulación de personas y mercancías, ofreciendo suficientes medidas de seguridad para los trabajadores del sector y sus vehículos”.

Levantamiento de los desvíos a las autopistas
El deterioro de la actividad para el transporte de mercancías por carretera, tanto internacional como nacional, en Cataluña es de tal magnitud que Fenadismer ha pedido a la Generalitat de Cataluña que “levante” temporalmente la prohibición de que los camiones circulen por las carreteras nacionales para evitar quedar bloqueados en las autopistas de peaje, tal y como está ocurriendo en la actualidad en las vías AP-7 y AP-2. De hecho, añaden desde la organización que preside Julio Villaescusa, “para sortear dichos bloqueos, los transportistas se están arriesgando a circular por las carreteras nacionales paralelas, lo que conlleva una multa de 500 euros“.

Ante semejante situación, en Fenadismer consideran “imprescindible que desde las diferentes Administraciones se adopten medidas excepcionales que permitan aliviar el colapso circulatorio que están soportando diariamente miles de transportistas, tanto catalanes como del resto de España”, que desarrollan su actividad transitando por Cataluña.

La restricción a camiones en las citadas autopistas de peaje comenzó a aplicarse en abril de 2013 en la provincia de Gerona y en septiembre de 2018 en las provincias de Tarragona, Barcelona y Lérida.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *