El Senado insta al Gobierno a incrementar las bonificaciones a los transportistas obligados a tomar peajes en Cataluña

La moción ha sido aprobada sin ningún voto en contra.

El Senado ha aprobado recientemente una moción promovida por Esquerra Republicana de Catalunya en la que la Cámara Alta “insta al Gobierno a incrementar los descuentos establecidos por los desvíos obligatorios a camiones en las autopistas de peaje en Cataluña”, informa Fenadismer en un comunicado.

La prohibición de circulación a vehículos pesados de al menos cuatro ejes por algunos tramos de las nacionales N-340 y N-240 a su paso por las provincias de Lérida, Tarragona, Barcelona y Castellón y su desvío a las autopistas AP-7 y AP-2 cuenta con una bonificación que en el mejor de los casos se sitúa en el 50% de la cuantía de los peajes que los transportistas se ven obligados a abonar.

La moción aprobada en el Senado reconoce las indudables mejoras que en materia de seguridad vial tiene el desvío de camiones hacia las autopistas, aunque matiza que “su carácter obligatorio debe ir acompañado de una compensación económica que palíe el cumplimiento de la misma, más aun teniendo en consideración la frágil situación que atraviesa el sector del transporte por carretera, como consecuencia de la crisis económica sufrida los últimos años así como la fuerte competencia existente en el sector del transporte por su elevada atomización y la cada vez mayor presencia de empresas de transporte en nuestro país procedentes de terceros países”.

El texto, que no ha recibido ningún voto en contra, insta al Gobierno “a incrementar las bonificaciones aprobadas dirigidas a los transportistas para compensar los desvíos obligatorios de los camiones a las autopistas de peaje AP-7 y AP-2 en Cataluña, estableciendo un 100% de bonificación para los recorridos internos de los tramos afectados por la restricción y de un 75% para los restantes recorridos que discurran por los tramos afectados”.

La aprobación de la moción ha sido acogida por Fenadismer con “absoluta satisfacción”, máxime cuando se ha producido apenas unos días después de que el Consejo de Ministros aprobara un Real Decreto-Ley que “abre la puerta a obligar a los camiones a ir por los peajes por razones medioambientales o de seguridad vial”.

La federación que preside Julio Villaescusa ha reiterado su “rechazo absoluto a cualquier desvío obligatorio”. Llegado el caso de aprobarse, estas medidas deberían venir acompañadas de “una bonificación total del peaje a abonar por los transportistas afectados, para tratar de compensar de algún modo los perjuicios económicos que tal restricción les ocasiona (mayor número de kilómetros a recorrer, inexistencia de descuentos en el carburante repostado en áreas de servicio situadas en las autopistas, insuficiencia de áreas de descanso para realizar las interrupciones obligatorias a la conducción, entre otros)”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *