El Gobierno arranca los trámites para alumbrar una nueva fiscalidad sobre el transporte

En el caso de que finalmente el Gobierno planteara una subida de la fiscalidad sobre el diésel, Fenadismer confía en que el presidente del Gobierno cumpla su palabra de eximir al transporte profesional de cualquier incremento en los impuestos sobre los carburantes.

El Ministerio de Transportes ha iniciado el trámite de consulta pública del Anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte de cara a la tramitación y aprobación de dicho proyecto normativo a fin de dar respuesta a los retos en materia económica, social y medioambiental que enfrentan el transporte y la movilidad, entendidos como política transversal.

Así, en materia de fiscalidad del transporte, el objetivo del Ministerio de Transportes es modificar la actual fiscalidad sobre las fuentes de energía y medios de transporte, a fin de potenciar la eficiencia energética, el uso de energías renovables y la reducción de emisiones en el transporte. En materia de financiación de las infraestructuras del transporte, el objetivo sería garantizar una planificación rigurosa en el ámbito de las infraestructuras de transporte, planteando la necesidad de desarrollar un modelo predecible de financiación para la conservación y mantenimiento de las carreteras en el marco de la normativa europea, resaltan desde Fenadismer.

Asimismo el Ministerio de Transportes plantea la necesidad de mejorar la competitividad del transporte y la logística, «sin que concrete preocupantemente a que mejoras se refiere, sino que se limita a señalar que para conseguir dicho objetivo se requerirán modificaciones de las normas sectoriales que regulan cada modo de transporte», señalan en la organización de transportistas que preside Julio Villaescusa, para no dejar de recordar al Gobierno los compromisos adquiridos por el Ministerio de Transporte en este ámbito, que pasan por no establecer la Euroviñeta (pago por uso de las autovías) en nuestro país sin el consenso con el sector, ni tampoco un hipotético incremento del tonelaje máximo de los camiones hasta las 44 toneladas ni de la altura máxima hasta los 4,5 metros

«Asimismo, en el caso de que finalmente el Gobierno planteara una subida de la fiscalidad sobre el diésel, Fenadismer confía en que el presidente del Gobierno cumpla su palabra de eximir al transporte profesional de cualquier incremento en los impuestos sobre los carburantes», apuntan.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *