DHL completa con éxito una prueba con drones autónomos de inventario en un almacén de Makro

Los drones autóonomos empleados por DLH escanean hasta 500 códigos de barras por hora.

DHL Supply Chain Iberia ha completado con éxito la primera prueba realizada por la compañía con drones de inventario autónomos en España. Se ha tratado de una operación piloto realizada en el almacén del centro logístico que la compañía tiene en Quer (Guadalajara), dedicado a Makro. La compañía tiene como objetivo ir incorporando de forma “progresiva” este tipo de dispositivos en todos sus almacenes, tarea que prevé completar “a medio plazo”.

DHL lleva operando con drones tripulados (manejados por un operario) desde finales de 2017 y este modelo está estandarizado ya en la mayor parte de los 53 centros logísticos que la compañía tiene en España. La diferencia con el nuevo sistema radica en que en este último, los drones no son controlados por un trabajador, sino que funcionan de forma completamente autónoma después de haber sido programados previamente.

Hasta 12,5 metros de altura
José Luis González, IT Business partner del sector Retail en DHL Supply Chain, explica que “el dron autónomo tiene numerosas ventajas”, entre las que destaca “la mejora de la seguridad de los trabajadores, ya que elimina la necesidad de que el operador realice trabajos en altura porque el dispositivo está preparado para volar hasta a 12,5 metros”.

Los drones cuentan con un sensor anticolisión 360º, capaz de detectar objetos tanto estáticos como en movimiento. Gracias a ello, puede realizar inventarios en zonas donde hay carretillas u otra maquinaria en funcionamiento. Si se detecta cualquier amenaza, el dron “aterriza automáticamente de forma segura”, sostiene González.

500 códigos de barras por hora
Los drones autónomos se desplazan a una velocidad de 30 cm por segundo y escanean, de media, un soporte cada siete segundos, lo que arroja el impresionante dato de “500 códigos de barras por hora”. Esto significa que un inventario realizado utilizando estos dispositivos “es seis veces más rápido que uno tradicional”, afirma José Luis González.

Las ventajas no radican sólo en el uso del propio dron, sino que estos dispositivos llevan aparejadas toda una serie de aplicaciones en la nube con múltiples funciones, entre las que destacan el “mapeo del almacén, tratamiento y análisis de datos e imágenes, generación de informes o control de la flota de drones, entre otras”. Las aplicaciones permiten “aplicar la inteligencia artificial al inventario por dron, que ya consigue distinguir entre soportes (por ejemplo, palés de distintos colores o materiales) o detectar soportes dañados (por ejemplo, una caja aplastada o un palé roto)”, subrayan desde DHL.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *