Crece el riesgo de que la DGT reduzca los límites de velocidad para camiones

Los vehículos de transporte son los únicos que llevan equipados un limitador de velocidad, a diferencia de los turismos.

Los actuales límites de velocidad fijados en España para los camiones podrían reducirse si la Dirección General de Tráfico atiende la demanda en este sentido de determinados colectivos de usuarios de la carretera, según ha revelado Fenadismer, que se ha opuesto abiertamente a esta posibilidad durante la reunión del Grupo de Trabajo designado por el Consejo Superior de Tráfico encargado de trabajar en una propuesta de modificación de la vigente Ley de Tráfico y Seguridad Vial.

De hecho, la organización que preside Julio Villaescusa ha solicitado en el encuentro que en la reforma de la Ley de Seguridad vial se incremente la velocidad máxima autorizada a los vehículos de transporte ligeros (furgonetas) en carretera, los cuales tienen autorizado un límite de velocidad incluso inferior al de los autobuses, “pese a que las dimensiones del vehículo y el riesgo de siniestralidad vial son muy inferiores (la velocidad autorizada en autopistas y autovías es de 120 kms/h para un turismo, de 100 kms/h para un autobús y de tan sólo 90 kms/h para una furgoneta)”, apuntan.

Quienes pretenden que los camiones sufran una reducción en el límite de velocidad relacionan esta medida con la reducción de la siniestralidad y de la contaminación ambiental. Ante esta iniciativa, desde Fenadismer ponen de relieve la profesionalidad del sector del transporte por carretera y su baja siniestralidad en comparación con los conductores particulares, recordando que los vehículos de transporte son los únicos que llevan equipados un limitador de velocidad, a diferencia de los turismos, lo que impide que incurran en excesos de velocidad.

En el citado Grupo de Trabajo participan, además de los representantes de la Dirección General de Tráfico, las asociaciones representativas de los diferentes sectores y colectivos que guardan relación con la circulación y la seguridad vial (conductores, ciclistas, peatones y víctimas de accidentes de tráfico, entre otros). Por parte de los sectores profesionales afectados, la única representación correspondió a Fenadismer, que participó en representación del sector del transporte por carretera.

La Dirección General de Tráfico plantea incrementar la velocidad máxima permitida en autopistas y autovías a los vehículos turismo hasta los 130 kms/hora, frente a los 120 actuales, siempre que se cumplan determinados requisitos y se anuncien a los conductores mediante paneles de mensaje variable. Respecto a las vías urbanas, la DGT plantea la posibilidad de introducir la limitación genérica de 30 kms/hora para la mayor parte de los viarios urbanos, frente a los 50 actuales.

Respecto a la propuesta de reducir la velocidad en vías urbanas, Fenadismer también rechaza tal posibilidad, al entender que ello “afectaría muy negativamente a la necesaria agilidad en la distribución y entrega urbana de mercancías, la cual está teniendo un desarrollo muy importante como consecuencia del despegue del comercio electrónico en la adquisición de bienes por parte de los ciudadanos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *