Crece la inquietud entre las empresas de transporte para trasladar su sede fuera de Cataluña

El número total de empresas transportistas catalanas que operan en España es de 17.468, con una flota total de 46.253 vehículos.

La inquietud ante la posibilidad de que termine por producirse en Cataluña una declaración unilateral de independencia, DUI, ha entrado de lleno ya en el sector del transporte de mercancías por carretera. De hecho, son ya numerosas las consultas de empresas de transporte catalanas sobre la posibilidad de trasladar su sede social a otras Comunidades Autónomas limítrofes que están llegando a Fenadismer, según confirma esta organización.

En la actualidad, conforme a los datos del Registro Oficial de Empresas de Transporte dependiente del Ministerio de Fomento, en la actualidad el número total de empresas transportistas catalanas que operan en España es de 17.468,  con una flota total de 46.253 vehículos. Asimismo un total de 4.405 empresas de transporte catalanas operan en la actualidad en el ámbito de la Unión Europea, las cuales cuentan con una flota de 17.410 vehículos.

Así las cosa, y con vistas a una eventual declaración de independencia de Cataluña, la organización que preside Julio Villaescusa ha anunciado que va a solicitar tanto al Ministerio de Fomento como a la Comisión Europea un dictamen interpretativo sobre sus efectos y consecuencias que tendría para el sector del transporte por carretera tanto a nivel nacional como internacional.

Para Fenadismer, que no oculta su preocupación sobre las consecuencias que tendría la DUI el transporte por carretera no hay duda alguna de que la independencia de Cataluña “afectaría principalmente a los transportistas catalanes”.

Así las cosas, cierto es que la Ley de transitoriedad jurídica y fundacional aprobada por el Parlamento de Cataluña el pasado mes de septiembre declara expresamente la vigencia de toda la legislación española y comunitaria en el hipotético nuevo Estado catalán, Esto supondría en la práctica ello posibilitaría que los transportistas del resto de España y de los demás países de la Unión Europea podrían transitar libremente por el territorio catalán al amparo de la autorización europea de transporte por carretera denominada licencia comunitaria.

Sin embargo, añaden desde esta organización, “al convertirse Cataluña en un Estado no miembro de la Unión Europea, sería cuestionable que las empresas de transporte radicadas en Cataluña tuvieran idéntica libertad de tránsito para poder operar tanto en España como en el resto de los países comunitarios, al no existir un acuerdo bilateral previo entre Cataluña y la Unión Europea que reconociera tales derechos, a diferencia de lo que sí existe con otros países no pertenecientes a la UE”.

Astic solicita que se garantice la libre circulación en toda España

Desde la Asociación de Transporte Internacional de Carretera (Astic) demandan el cumplimiento de la Ley en el marco de la constitución española y solicita que se garantice la libre circulación de personas y mercancías por todo el territorio nacional, incluida dicha Comunidad.

Astic se opone a cualquier tipo de barrera al transporte por carretera, ya que va contra los intereses de las empresas y, por tanto, contra los intereses de la actividad económica en su conjunto. Señala, a su vez, el papel estratégico y vertebrador del sector del transporte, ya que es transversal al resto de sectores productivos a los que presta su servicio.

Tampoco oculta esta organización su preocupación por un debate que plantea la “creación de nuevas fronteras y que va en sentido opuesto al libre mercado y al desarrollo de una economía cada vez más globalizada”. En este sentido, recuerda que, “de la misma manera que fue pionera en la apertura de fronteras durante la Dictadura, empleará la misma determinación para preservar el normal ejercicio de su actividad en toda España por igual”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *