CETM-Madrid alerta del «desmadre» por el uso de vehículos propiedad de los trabajadores en empresas de mensajería y logística

El Ayuntamiento de Madrid ha ido más allá, según CETM-Madrid, al conceder un permiso extraordinario para acceder a la Zona de Bajas Emisiones «Madrid Central» a los vehículos que aportan los trabajadores de empresas de mensajería o logística.

CETM-Madrid no duda en calificar de «desmadre» la situación que se está viviendo en la capital ante el uso de vehículos que aportan los trabajadores en empresas de mensajería y logística. Aunque algunos convenios colectivos recogen la posibilidad de que el propio trabajador aporte el vehículo, esto «no quiere decir que esta práctica esté amparada en la normativa de transportes», denuncian en la patronal

Incluso el Ayuntamiento de Madrid ha ido más allá, según esta organización empresarial, al conceder un permiso extraordinario para acceder a la Zona de Bajas Emisiones «Madrid Central» a los vehículos que aportan los trabajadores de empresas de mensajería o logística, aun siendo estos vehículos industriales que deben precisar de la correspondiente autorización de transporte.

En opinión de CETM-Madrid, estas prácticas «contravienen de forma manifiesta la normativa» del sector del transporte de mercancías por carretera, ya que la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT) exige que «quienes contraten una operación de transporte como porteadores deberán llevarla a cabo a través de su propia organización empresarial», entendiéndose respecto a los vehículos que «únicamente se considerará que los vehículos con capacidad de tracción propia utilizados se hallan integrados en la organización empresarial del porteador cuando disponga de ellos en propiedad, arrendamiento financiero o arrendamiento ordinario», independientemente de que estos vehículos precisen o no la correspondiente autorización de transporte.

Ante semejante panorama, desde esta organización de transportistas consideran «conveniente que estas prácticas las conozcan las diferentes administraciones para que los órganos de control y de inspección puedan actuar de una manera eficaz con el fin de garantizar la armonización de las condiciones de competencia entre los diferentes modos y empresas de transporte, y evitar así situaciones de competencia desleal«.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *