CETM La Rioja denuncia que los transportistas fueron multados por circular por la N-232 a pesar de la supresión de las restricciones

Ni durante la fase más dura del confinamiento se levantaron las restricciones al tráfico pesado en la N-232.

CETM La Rioja ha hecho público un comunicado en el que denuncia que a pesar de la supresión de todas las restricciones a la circulación decretada por la Administración para facilitar el abastecimiento de supermercados y farmacias, los transportistas fueron multados en los momentos más duros del confinamiento por circular por la N-232, una vía por lo que el Gobierno regional ha prohibido transitar a vehículos o conjuntos de vehículos de más de tres ejes.

La organización de transportistas, que aporta documentación acreditativa de la sanción impuesta a un transportista que circulaba por esa carretera el 5 de abril, sostiene que no se trata de un caso aislado, sino que se ha producido un «aluvión de denuncias recibidas por nuestros asociados por circular por la N-232 durante los momentos más difíciles del confinamiento».

Desde CETM La Rioja consideran «inadmisible» que «se haya denunciado a nuestros transportistas pese al papel fundamental y esencial que desarrollaron durante el estado de alarma para paliar las dramáticas consecuencias del coronavirus para el conjunto de la sociedad».

Los responsables de la organización empresarial recuerdan que los conductores profesionales fueron considerados «héroes por su esfuerzo y responsabilidad durante las jornadas más duras de la pandemia. Lamentablemente hoy conocemos que determinadas administraciones les tributaban ‘homenajes’ en forma de denuncias«, aseguran desde CETM La Rioja.

Y claman que estas denuncias se produjeron «pese a que se suprimieron todas las restricciones al tráfico pesado» y a pesar de que «el tránsito de vehículos disminuyó en más de un 80%«. Pese a ello, la carretera N-232 siguió restringida a los vehículos de cuatro o más ejes, «pese a lo necesario del trabajo de estos vehículos durante aquellas trágicas jornadas».

Detalle de una multa de 200 euros impuesta a un transportista que circulaba por la N-232 el 5 de abril, cuando esa vía era una «carretera fantasma» debido al confinamiento.

Es más, los responsables de la asociación regional denuncian que pese a que las autoridades sanitarias conminaban a los ciudadanos a permanecer en sus domicilios, «el Gobierno de La Rioja y la DGT obligaban a nuestros conductores a incrementar los kilómetros de los tránsitos y, en consecuencia, permanecer más tiempo en los camiones».

CETM La Rioja solicitó la supresión de la restricción y el Ejecutivo autonómico ya le advirtió «de su imposibilidad por lo complejo de los trámites burocráticos a realizar. Nunca supimos que nuestro esencial y primordial trabajo fuera a ser objeto de denuncia», recalcan desde la patronal riojana, cuyos responsables recuerdan que la restricción que es objeto «de este total y absoluto sinsentido ha sido tumbada por la justicia en hasta tres ocasiones».

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *