Cambios y novedades en la normativa de tiempos de conducción y descanso (II). Por Néstor Val, director gerente de Lextransport Grupo

La entrada en vigor el pasado 20 de agosto del nuevo Reglamento (UE) 2020/1054 ha supuesto la introducción de importantes novedades en materia de tiempos de conducción y descanso con el objetivo, entre otros, de resolver las deficiencias en la aplicación del Reglamento 561/06, y dar así solución a las medidas unilateralmente impuestas en los últimos años por parte de los diferentes Estados miembros, así como la de mejorar las condiciones de trabajo de los conductores dedicados al transporte internacional de mercancías.

Pues bien, continuando con las mismas, y ya entrando en lo que serían las excepciones a la aplicación de la normativa sobre tiempos de conducción y descanso, tendríamos que, solo excepcionalmente, (por ejemplo, por causa de inmovilización derivada de un accidente de tráfico), y siempre que no se comprometa la seguridad en carretera, con el único objetivo de llegar a la base, esto es, a la sede de la empresa, o a su lugar de residencia con el fin de disfrutar del período de descanso semanal, se podrá superar el tiempo de conducción diario y/o semanal en un máximo de una hora. No obstante lo anterior, cuando ese exceso tenga por objeto disfrutar del descanso semanal normal, se podrán superar los tiempos máximos de conducción diario y/o semanal en un máximo de dos horas siempre que el conductor realice una pausa ininterrumpida de al menos 30 minutos inmediatamente antes de la conducción adicional.

En ambos casos, el conductor deberá anotar manualmente el motivo de la excepción en una hoja de registro o en un ticket de impresión a más tardar al llegar a destino o al punto de parada adecuado. Ahora bien, dicho lo anterior también es preciso señalar el deber que todo conductor tiene de compensar ese exceso de conducción con un descanso equivalente, en el sentido de que superado el tiempo de conducción diario y/o semanal, en una o dos horas, de acuerdo a lo anteriormente indicado, ese exceso habrá de ser compensado con un periodo de descanso equivalente, tomado en una sola vez junto con cualquier período de descanso antes de que finalice la tercera semana siguiente a la semana de que se trate.

Por último, y como otras novedades a destacar, se encuentra la ampliación al día en curso y los 56 días anteriores de las actividades que los conductores habrán de acreditar en un control en carretera, si bien aplicable esta obligación a partir del próximo 31 de diciembre de 2024, así como la anotación de los pasos fronterizos, en donde los conductores habrán de introducir el símbolo del país en el que entre después de cruzar la frontera de un Estado miembro (en vigor a partir del próximo 2 de febrero de 2022).

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *