Cambios y novedades en la normativa de tiempos de conducción y descanso (I). Por Néstor Val, director gerente de Lextransport Grupo

«Se hacía preciso adaptar las disposiciones sobre el descanso semanal normal de modo que sea más fácil para los conductores realizar las operaciones de transporte internacional en cumplimiento con las normas y llegar a su domicilio para disfrutar de su período de descanso semanal», señala Néstor Val.

Es evidente que los conductores que se dedican al transporte internacional de mercancías de larga distancia pasan largos periodos alejados de su domicilio, siendo que los requisitos vigentes en materia de descanso semanal normal pueden prolongar innecesariamente dichos periodos. Por ello se hacía preciso adaptar las disposiciones sobre el descanso semanal normal de modo que sea más fácil para los conductores realizar las operaciones de transporte internacional en cumplimiento con las normas y llegar a su domicilio para disfrutar de su período de descanso semanal.

Así, podemos destacar como novedades principales las siguientes:

Por un lado, durante una conducción en equipo el segundo conductor podrá realizar la pausa de 45 minutos en el vehículo conducido por otro conductor siempre y cuando el conductor no asista al que conduce en ningún tipo de actividad o ayuda.

Por otro lado, los conductores que realicen transporte internacional de mercancías podrán tomar dos descansos semanales reducidos consecutivos de, al menos, 24 horas, fuera del Estado Miembro de establecimiento siempre que en cuatro semanas consecutivas realicen, como mínimo, cuatro periodos de descanso semanal de los cuales, al menos, dos tienen que ser de 45 horas o más. En todo caso, cualquier reducción del descanso semanal normal de, al menos, 45 horas tendrá que ser compensando con un periodo de descanso equivalente, el cual deberá realizarse en una sola vez antes de que finalice la tercera semana siguiente a la semana de que se trate.

Por su parte, en el caso de los descansos semanales normales (más de 45 horas), no podrán realizarse a bordo de la cabina del vehículo, siendo necesario que se realicen en un alojamiento apropiado y cuyos gastos serán a cargo del empresario. Asimismo, en el caso de que el conductor acompañe a un vehículo transportado en tren o ferri ya se preveía la posibilidad de interrumpir un periodo de descanso diario normal (11 h o 3+9 h) o un periodo de descanso semanal reducido (24 h), siempre que se cumplan una serie de requisitos (interrupción un máximo de dos veces para llevar a cabo otras actividades que no excedan en total de una hora y acceso del conductor a una cama o litera). Pues bien, como novedad, en el caso de que se vaya a interrumpir el descanso semanal normal (45 h), además de las dos condiciones anteriores se deberán de cumplir las siguientes premisas: que la duración prevista del viaje en ferri o tren sea al menos de 8 horas, y que el conductor tenga acceso a una cabina para dormir en el tren o ferri.

En el siguiente número de la revista desarrollaremos el resto de medidas adoptadas en materia de tiempos de conducción y descanso.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *