Bruselas advierte de que un ‘Brexit duro’ devolvería los trámites aduaneros al transporte por carretera entre Reino Unido y la UE

Reino Unido es el quinto receptor de la mercancía exportada desde España.

La Comisión Europea ha advertido recientemente de que un Brexit duro’, que podría producirse si el próximo 11 de diciembre el Parlamento británico no corrobora el acuerdo suscrito entre el Ejecutivo de Theresa May y la Unión Europea, podría devolver los trámites aduaneros al transporte por carretera entre Reino Unido y los Estados miembro de la UE.

La comunicación de la Comisión -que lleva por título Preparación de la retirada del Reino Unido de la Unión Europea el 30 de marzo de 2019: plan de acción de contingencia-, al que ha tenido acceso Fenadismer, el Ejecutivo comunitario alerta de que un ‘Brexit duro’ propiciaría que a partir del 30 de marzo de 2019 los derechos de acceso al mercado de los transportistas quedarían limitados.

Esta circunstancia podría traducirse en “mucho menos tráfico que el que actualmente tiene lugar entre la Unión y el Reino Unido”. Y no sólo eso, sino que las mercancías que se introduzcan en la Unión Europea procedentes del Reino Unido se trataran como importaciones y las mercancías que salgan de la Unión Europea a dicho país como exportaciones, por lo que estarían sujetas a “la exacción de determinados derechos e impuestos”.

Entre ellos, la comunicación de la Comisión Europea cita “los derechos de aduana, el impuesto sobre valor añadido y los impuestos especiales a la importación”. También sería aplicable en las fronteras “el requisito de la presentación de las declaraciones aduaneras a las autoridades aduaneras y la posibilidad de someter a control los envíos”.

En opinión de Fenadismer, esta circunstancia podría traer como consecuencia “una importante ralentización de la fluidez de los intercambios comerciales, sobre todo por la actual densidad de tráfico de mercancías existente entre la Unión Europea y el Reino Unido”. Y todo ello teniendo en cuenta que en la actualidad el mercado británico es el quinto país destinatario de las mercancías transportadas desde España.

El escenario dibujado por la Comisión Europea y del que se hace eco Fenadismer en un comunicado no es en absoluto descabellado, puesto que a día de hoy el Gobierno británico está lejos de reunir los apoyos parlamentarios para sacar adelante el acuerdo del Brexit pactado con la UE, que cuenta con el previsible voto en contra de la oposición e incluso de varias decenas de diputados tories.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *