Astic tacha de “ineficaz e insuficiente” el paquete del Gobierno ante un Brexit sin acuerdo

El Reino Unido representa para nuestro país cerca de un 12% del valor de nuestras exportaciones y un 10% de nuestras importaciones hacia y desde la Unión Europea.

“Ineficaz e insuficiente”. Es la valoración de Astic tras la aprobación por parte del Consejo de Ministros del Real Decreto Ley 5/2019, de 1 de marzo, con un paquete de medidas de contingencia para minimizar las consecuencias de un posible Brexit sin acuerdo.

Y es que la Asociación del Transporte Internacional por Carretera cuestiona al Gobierno su utilidad, pues, a efectos prácticos es “ineficaz, su alcance es insuficiente y se queda en papel mojado, ya que no aborda los verdaderos problemas que preocupan a las empresas que importan y exportan mercancías, como a las que realizan el transporte de las mismas”.

Ante la que se percibe como una inminente situación en extremo caótica, el RD tiene todo el aspecto de “venir a cubrir el expediente”, continúan desde la organización de transportistas que preside Marcos Basante. Hace muchas décadas que la inmensa mayoría de todo ese tejido empresarial no lidia con trámites aduaneros, los retrasos “y sobrecostes serán muy importantes y ante todo ello se echa en falta una visión más completa, mayor claridad y la toma de medidas que apoyen la difusión de información práctica, vías de apoyo económico y aportación de recursos humanos y materiales para minimizar o paliar los efectos negativos que están a punto de desencadenarse”.

En este sentido, en otros países de la Unión Europea, así como en el propio Reino Unido se están implementando iniciativas concretas, prácticas y de utilidad para afrontar un divorcio en cualquier escenario, añaden. Como ejemplo, el Departamento de Aduanas de Francia ha editado un folleto con información sobre cómo se gestionará, tras el Brexit, el cruce de fronteras entre el país galo y Reino Unido en materia de exportaciones e importaciones. Como contraste, la norma española de medidas de contingencia realmente es un resumen de un reglamento europeo que presentó la Comisión el pasado mes de diciembre, apuntan.

En Astic nos preocupa profundamente la actitud laxa del Gobierno español ante este tema, pues esta incertidumbre nos aboca al abismo. El Reino Unido representa para nuestro país cerca de un 12% del valor de nuestras exportaciones y un 10% de nuestras importaciones hacia y desde la Unión Europea, contando así por un 8% de las toneladas por km se producen por carretera para hacer efectivo dicho comercio entre ambos países”, ha asegurado Ramón Valdivia, director general de esta asociación.

Cada año por el Eurotúnel entre Dover y Calais, principal puerta británica hacia y desde el continente, transitan casi dos millones de vehículos pesados, que representan 17% de todo el comercio de Reino Unido (alrededor de 150.000 millones de euros al año). En caso de colapsos aduaneros, se pararían los suministros de alimentos perecederos, medicamentos, componentes de sectores industriales relevantes, con graves consecuencias para la vida diaria de los ciudadanos y el desarrollo económico.

Por contraste, mediante el recién publicado Real Decreto, el Ejecutivo español concede, de manera general, seguridad jurídica a la salvaguarda de los intereses de los ciudadanos españoles y británicos y sobre el normal desarrollo de los flujos comerciales e intereses económicos de España en servicios financieros, aduanas, contratación pública, asistencia sanitaria, ciudadanía, entre otros, pero está muy condicionada a la respuesta recíproca del Reino Unido. Según la disposición final sexta, no entraría en vigor si, con anterioridad a la fecha de ruptura, el Reino Unido y la UE llegan a un acuerdo formalizado de salida.

En cuanto a las implicaciones fronterizas reales para las empresas del sector del transporte, en forma de instrucciones o casos prácticos para saber reaccionar en los más que previsibles colapsos aduaneros, “brillan por su ausencia” en el Capítulo V (Sección 1ª, Artículo 25), cuando se afirma que “los vehículos de motor (…) exclusivamente utilizados para el transporte de mercancías por empresas transportistas establecidas en el Reino Unido podrán circular en carga por territorio español para realizar operaciones de transporte cuyo punto de salida y punto de llegada se encuentren respectivamente en el territorio del Reino Unido y en el territorio del Reino de España, o viceversa”.

Cuadernos TIR
Ante esta poco definida línea de actuación del Gobierno de España, en el documento tampoco hay rastro de mención a los nuevos y caóticos trámites burocráticos de cruce de frontera que se vislumbran y que podrían ser paliados, en parte, mediante los cuadernos TIR y su funcionamiento dentro del régimen TIR de Naciones Unidas, destacan desde Astic. Hay que destacar que este documento aduanero, armonizado internacionalmente por convenio, se puede usar para viajes al Reino Unido desde el 30 de marzo, para agilizar el tránsito de mercancías entre países.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *