Astic pronostica que la anulación del requisito de los tres camiones provocará “mayor atomización en el sector”

El TJUE ha tumbado el requisito de los tres camiones para acceder al sector.

Astic ha hecho público un comunicado en el que “lamenta” la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que anula el requisito de los tres camiones para acceder al sector. En su escrito, la asociación de transporte internacional pronostica que el dictamen “agravará el principal problema que aqueja al tejido empresarial español en esta actividad, como es el excesivo porcentaje de microempresas que lo constituyen, lo cual sitúa a España a la cabeza europea en el ‘ranking de atomización’ empresarial del transporte por carretera”.

En opinión de los responsables de Astic, a pesar de que el reglamento comunitario de 2009 permite a los Estados miembro “imponer requisitos adicionales”, lo cierto es que la sentencia europea confirma que España incumple el citado reglamento, por lo que el Ministerio de Fomento está ahora obligado “a revisar de la redacción del ROTT” que entrará en vigor el próximo 1 de julio.

Ramón Valdivia, director general de Astic, reconoce que la sentenciaha caído como un jarro de agua fría” y añade que, con su veredicto, el TJUE “dinamita el ya de por sí muy tímido proceso de concentración empresarial que nos ha llevado en España, en dos décadas, de menos de dos vehículos de media por empresa a más de tres”.

Y explica Valdivia cuáles son los motivos que hacen que Astic disienta de la sentencia europea. “No compartimos la visión del tribunal, favorece la fragmentación societaria cuando necesitamos todo lo contrario”. Sea como fuere, el director general de Astic sostiene que “no es de esperar que se produzca una debacle en el sector”.

De hecho, Astic aprovecha su nota para señalar como “problemática más acuciante” a la que se enfrentan los transportistas “la falta de nuevas vocaciones que incorporar al colectivo de conductores profesionales”.

La patronal califica este hecho como “una realidad estructural, no coyuntural, que tiene orígenes complejos y muy variados y que está limitando el crecimiento de la actividad del sector al ritmo que exige la demanda social de transporte de mercancías, y ése es un problema que no va a resolverse súbitamente sólo por el hecho de un cambio de normativa de acceso al mercado”, destacan desde la organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *