Asociaciones de cargadores recuerdan que no es exigible que el transportista use mascarillas o guantes

Aeutransmer y Transprime recuerdan la necesidad de reducir las horas de espera en los centros de carga y descarga como elemento esencial para que todo el engranaje de la cadena de suministro funcione de manera coordinada.

Las asociaciones de cargadores Aeutransmer y Transprime han emitido un comunicado conjunto para destacar que «la situación de alarma sanitaria que estamos viviendo requiere de la colaboración de todos para que los bienes y servicios continúen produciéndose y lleguen a una población que está confinada: es nuestro deber como colectivos estratégicos poner todo de nuestra parte para que no se rompa la cadena de producción y suministro, ya que ello ocasionaría un grave perjuicio social y económico».

«Cargadores y transportistas seguimos trabajando, en cumplimiento de nuestra responsabilidad como sector estratégico, para aprovisionar a la población. Como cualquier otro colectivo estamos preocupados por la posibilidad de contraer la enfermedad y, para evitarlo, adaptamos a nuestra actividad las medidas de seguridad que, con carácter general, ha establecido el Ministerio de Sanidad, y que consisten en extremar la higiene personal en todos los ámbitos de trabajo y frente a cualquier escenario de exposición, a la vez que mantenemos las distancias de seguridad», detallan.

Así las cosas, desde ambas asociaciones recomiendan limitar, en la medida de lo posible, la interacción entre conductores profesionales y personal en los muelles y elementos móviles en las zonas de carga y descarga. Y recuerdan a los servicios de prevención de las empresas cargadoras o descargadoras que no pueden exigir al transportista el uso de mascarillas o guantes de protección puesto que estos equipos no son de uso obligatorio.

Y no dejan de transmitir la necesidad de facilitar el trabajo de los conductores respetando las medidas regulatorias que el Ministerio de Transportes está adoptando, como por ejemplo la que dicta que los establecimientos de suministro de combustible y los centros de carga y descarga que dispongan servicios de aseo deberán facilitar su uso a los conductores profesionales que realicen operaciones en ellos.

Asimismo, con objeto de posibilitar los descansos adecuados en cumplimiento de la normativa de tiempos de conducción y descanso, que son imprescindibles para poder llevar a cabo las operaciones de transporte, aquellos establecimientos que dispongan de cocina, servicios de restauración, o expendedores de comida preparada, deberán facilitar al transportista profesional un servicio de catering.

Finalmente, se recuerda la necesidad de reducir las horas de espera en los centros de carga y descarga como elemento esencial para que todo el engranaje de la cadena de suministro funcione de manera coordinada. «Solo trabajando juntos con responsabilidad, sentido común y generosidad, conseguiremos que la cadena de suministro sea segura y eficaz«, convienen desde Aeutransmer y Transprime.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *