Aecoc publica un protocolo para prevenir contagios de coronavirus en almacenes durante la desescalada

La guía está disponible para su descarga en la web de AECOC.

Aecoc ha publicado recientemente un protocolo en el que recoge una batería de medidas preventivas que es conveniente adoptar en almacenes y centros logísticos durante la desescalada del confinamiento decretado para frenar la propagación del coronavirus con el objetivo de garantizar la seguridad de su personal.

El documento disponible aquí, es el segundo elaborado por AECOC que incluye Recomendaciones para la prevención de contagios del COVID-19 en almacenes y centros logísticos y recoge las recomendaciones efectuadas desde el Ministerio de Sanidad, entre las que se citan “el lavado frecuente de manos, el uso de pañuelos desechables a la hora de toser y estornudar, evitar tocarse la nariz, los ojos o la boca y mantener un distanciamiento social de dos metros,, etc.”.

Además de las tareas de limpieza y desinfección, se recomienda” mantener los espacios de trabajo ventilados, extremar la limpieza de los filtros de los sistemas de climatización, desinfectar los puestos de trabajo en cada cambio de turno y reforzar la limpieza de aseos y zonas comunes”.

La guía recomienda además el uso de mascarillas y guantes en las zonas de trabajo, si bien no considera que los EPIs sean imprescindibles “si se garantiza el mantenimiento de la distancia de seguridad”. Y anima a las empresas a “asegurar el aprovisionamiento de jabón, soluciones hidroalcohólicas y pañuelos desechables”.

En el protocolo puede leerse que en el contexto de desescalada “el teletrabajo sigue siendo prioritario, siempre que sea posible. Del mismo modo, en caso de identificar casos confirmados, probables o posibles, se recomienda la no incorporación al puesto de trabajo de los empleados afectados”.

Desde AECOC recuerdan que “la incertidumbre inicial sobre qué medidas se debían adoptar y la escasez de EPIs en las primeras semanas provocaron cierta heterogeneidad en el desarrollo de los protocolos de seguridad”. Estos desajustes “repercutieron en la operativa y, en ocasiones, lastraron la productividad de algunos almacenes y centros logísticos”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *