AddVolt electrifica con éxito los equipos de frío de la flota de Havi en Portugal

Sólo durante el mes de febrero la electrificación de los equipos de frío de Havi por parte de AddVolt redujo más de 4,7 toneladas las emisiones de CO2.

AddVolt ha concluido recientemente la electrificación de las unidades de refrigeración de los camiones de distribución con los que Havi opera en Portugal, completando de ese modo un proceso de sustitución de tecnología diésel a eléctrica en los equipos de frío de los vehículos del operador logístico en el país vecino.

Gracias a esta progresiva sustitución de la alimentación de las unidades de refrigeración, durante la distribución de mercancías en el centro de Lisboa los equipos funcionan en modo eléctrico, “reduciendo el nivel de ruido, las emisiones de CO2 y su impacto en los residentes de la ciudad”.

Gracias a ello, “Havi Portugal se convirtió en una de las primeras empresas del mundo en ofrecer sus productos frescos con cero emisiones y bajo nivel de ruido, eliminando totalmente la tecnología diésel de su operativa. Además del evidente ahorro operacional debido al menor coste de la energía eléctrica, el verdadero desafío a superar fue la mejora en la calidad del aire”, explican desde AddVolt.

Los responsables de la compañía subrayan que su solución “no invasiva y ecológica” mejora las condiciones de trabajo de los conductores “al reducir el ruido y minimizar la vibración de la cabina”.

El sistema eléctrico Plug-in de AddVolt tiene una potencia nominal de 18 kW y utiliza baterías de ion-litio que se pueden cargar en cualquier almacén de transbordo en menos de 90 minutos o con energía recuperada al frenar o durante desaceleraciones. En cualquier caso, con el objetivo de garantizar la excelencia en el servicio “AddVolt proporciona un panel de control de energía y del sistema en tiempo real que se encuentra disponible para sus clientes a través de la red de distribuidores AddVolt en España, Portugal y Alemania”.

Volviendo al caso concreto de Havi, sólo el pasado mes de febrero, “los sistemas de refrigeración eléctrica de AddVolt suministraron una carga equivalente a 3 MWh, reduciendo en más de 4,7 toneladas las emisiones de C02 y proporcionando un nivel de ruido inferior a 60 dB”, lo que ha llevado al cofundador y consejero delegado de AddVolt, Bruno Azevedo, a afirmar que tanto él como todo su equipo están “realmente orgullosos de contribuir con el compromiso de Havi para un transporte sostenible y continuar trabajando en esta transición energética”.

Sólo durante el mes de febrero la electrificación de los equipos de frío de Havi por parte de AddVolt redujo más de 4,7 toneladas las emisiones de CO2.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *