Ábalos vuelve a avisar de la necesidad de avanzar hacia una red de alta capacidad “financieramente posible”

El ministro también anunció la extensión de la prohibición a camiones en la N-340 hasta Torreblanca (Castellón).

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha vuelto a advertir de la necesidad de reflexionar sobre el modelo de red de carreteras de alta capacidad, que cuenta con más de 20.000 kilómetros de extensión en España, para avanzar que “queremos un nuevo modelo que sea social, ambiental, territorialmente justo, sin desequilibrios entre regiones ni desigualdad entre los españoles, pero también financieramente posible”.

Ha sido en Castellón donde el titular de Fomento ha anunciado hoy que agilizará los trámites para que las nuevas bonificaciones para vehículos pesados que circulen por la AP-7 hasta Torreblanca “estén disponibles el próximo mes de febrero” y que el nuevo acceso por carretera a Vinaroz se licitará “entre febrero y marzo” de 2019 por un importe de 13 millones de euros. Esto supone, en otras palabras, la ampliación de la prohibición de circulación a camiones por la N-340 en el tramo paralelo a la autopista.

Sobre la Red Transeuropea de Transporte, el ministro recalcó que “nuestro objetivo final debe ser el de materializar una red intermodal nacional insertada plenamente en la Red Transeuropea de Transporte que nos permita realizar las distintas rutas en el modo de transporte más eficiente posible”.

En relación con ello, el ministro recordó que “la semana pasada dimos un paso de gigante cuando el Parlamento Europeo respaldó la inclusión de la línea ferroviaria Zaragoza-Teruel-Sagunto y la Línea Valencia-Madrid en la Red Transeuropea de Transporte. Este hecho fue un ejemplo de que cuando la sociedad, empresarios y administraciones públicas trabajamos coordinados y con un objetivo común”.

Ábalos ha detallado asimismo los avances en la materialización del Corredor Mediterráneo, en el que se trabaja “para que en 2021 estén en servicio, con las obras finalizadas o en ejecución, todos los tramos del Corredor con el objetivo de conectar la frontera francesa con Algeciras en ancho estándar”.

Así, reiteró que entre Castellón y Valencia, se avanza para la implantación del ancho estándar en la segunda vía en el horizonte de 2020. Entre Valencia, Játiva y La Encina, cuya previsión es finalizar las obras en 2021. En el tramo Vandellós-Castellón, está prevista la finalización de los trabajos con el horizonte de 2021.

En relación con el puerto de Castellón, Ábalos mencionó asimismo varias actuaciones en este puerto. En la Dársena Sur del puerto, el “Muelle de graneles líquidos”, cuya licitación, por cuatro millones de euros, se tiene prevista a principios del año próximo. La “Estación Intermodal” del puerto de Castellón, con un presupuesto previsto de 20 millones de euros, cuyo estudio funcional finalizará a finales de este mismo año. El “Acceso Ferroviario Sur al Puerto de Castellón”, cuyo proyecto constructivo se encuentra en redacción.

Liberalización de autopistas de peaje
Además del anuncio de las nuevas bonificaciones para vehículos pesados en la AP-7, que, tras la convalidación del Real Decreto-ley de carreteras, cuenta con “el soporte jurídico necesario”, el ministro recordó la próxima liberación del peaje de esta autopista cuando la concesión finalice el año próximo. “Quiero remarcar que la época de las prórrogas sistemáticas, que perpetuaba los desequilibrios territoriales y la desigualdad entre los ciudadanos en función de su lugar de residencia, ha concluido“, expresó.

De hecho, este viernes 30 de noviembre finaliza el periodo concesional de la Autopista AP-1 entre Burgos-Armiñón, de 84 kilómetros de longitud. De este modo, la autopista ha revertido a la Administración General del Estado, y ha pasado a ser libre de peaje, es decir de uso gratuito para los usuarios desde el 1 de diciembre, quedando asimismo desde ese momento su gestión y conservación a cargo del Ministerio de Fomento.

El compromiso del Gobierno es que las concesiones cuyo plazo acabe en esta legislatura no se van a prorrogar ni se van a volver a licitar. Las gestiones de las infraestructuras pasarán a manos de la Administración y dejarán de gestionarlas concesionarias privadas.

Asimismo, se levantarán los peajes a medida que venzan las concesiones, como ya ha sucedido en la AP-1, y como está previsto que suceda en la AP-7 Tarragona-Alicante y en la AP-4 de Sevilla-Cádiz a partir del 31 de diciembre del próximo año.

Con la finalización del periodo concesional, el Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que queda traspasada a la Comunidad Autónoma del País Vasco la titularidad de la Autopista AP-1 libre de peaje en sus últimos seis kilómetros, entre el límite entre las provincias de Burgos y Álava, en el punto kilométrico 77+200, y el final de la autopista en el enlace 7 de Armiñón, en el punto kilométrico 83+200.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *