Ábalos reclamará en Europa que “nuestros conductores puedan disfrutar de sus descansos en compañía de sus familias”

El ministro ha explicado a los miembros del Comité Nacional que tampoco faltará en su estrategia comunitaria la defensa de los intereses del transporte español como “como estado periférico”.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha convertido la denominada “vuelta a casa” de los conductores de transporte profesional es uno de los objetivos clave a lograr en la negociación de la nueva normativa de transporte a nivel europeo. Así lo ha explicado hoy, 18 de julio, durante una reunión en el ministerio con el Comité Nacional del Transporte por Carretera.

Ante el máximo órgano de representación sectorial del transporte, el ministro, acompañado de la nueva secretaria general de Transporte, María José Rallo, pero no así del todavía director general de Transporte Terrestre, Joaquín del Moral, ha llegado a defender que “nuestros conductores puedan disfrutar de sus descansos en compañía de sus familias”, para recalcar que la defensa de las condiciones sociales de los trabajadores será la principal línea estratégica a seguir en la negociación del paquete de movilidad.

Al mismo tiempo, José Luis Ábalos ha explicado a los miembros del Comité Nacional que tampoco faltará en su estrategia comunitaria la defensa de los intereses del transporte español como “como estado periférico europeo y de la competitividad de nuestras empresas en el transporte internacional y el cabotaje”.

En una nota difundida por Fomento se detalla que Ábalos ha destacado también la importante labor del Comité Nacional de Transporte por Carretera como interlocutor formal del sector ante el Ministerio de Fomento, “mostrando su intención decidida a continuar y reforzar los mecanismos de colaboración ya existentes”.

“Desánimo y crispación”
Carmelo González, presidente del Comité Nacional y vicepresidente de CETM, no ha dejado pasar la oportunidad de transmitir al ministro que el sector del transporte está sumido en un clima de “desánimo y crispación” ante la situación de deterioro en la que se encuentran las empresas de transporte españolas.

En este contexto, Carmelo González ha abordado la tramitación del proyecto del ROTT así como su fecha de aprobación y aplicación, para insistir en la necesidad de plantear mejoras como declarar de forma expresa la competencia de las Juntas Arbitrales en la Acción Directa, incluyendo en el ejercicio de dicha acción a los operadores de transporte; el mantenimiento del requisito de la antigüedad como requisito de acceso y un mayor grado de exigencia en los requisitos de capacitación, para mejorar ostensiblemente la formación de los empresarios. Desde un punto de vista normativo, también ha reclamado la necesidad de un compromiso que aclare la regulación y las consecuencias de la aplicación de la nueva normativa sobre la estiba de las mercancías.

Respecto del Paquete de Movilidad Europeo, González ha insistido en los inconvenientes que supondrían para España la aplicación de la euroviñeta; en la necesidad de flexibilizar el cabotaje, los descansos y facilitar la vuelta a casa de los conductores de transporte de larga distancia, ampliando las jornadas consecutivas de conducción desde las seis actuales hasta un mínimo de nueve a doce; ha manifestado su oposición a que los conductores sean considerados como trabajadores desplazados, a la prohibición del descanso semanal en cabina y ha reclamado la creación de una red de zonas de descanso seguras.

El presidente del Comité Nacional también ha mostrado su extrema preocupación ante el posible incremento de la fiscalidad del diésel, destacando los efectos negativos que esta medida tendría sobre el conjunto de la economía por la reducción del consumo y de la competitividad internacional de las empresas españolas.

En este sentido, el vicepresidente de la CETM y presidente del CNTC ha reclamado, como contramedida mínima imprescindible, el compromiso del Gobierno de mantener el gasóleo profesional en su límite máximo, la necesidad de incrementar los litros sujetos a devolución (50.000 como máximo en estos momentos) así como la búsqueda de una solución para aquellos transportistas con vehículos ligeros que no se pueden beneficiar de esta figura.

Dentro del paquete fiscal, Carmelo González tampoco se ha olvidado de recordar al ministro que el sector del transporte está a favor de que se desvíen los camiones a las autopistas de peaje siempre y cuando sea con carácter voluntario cuando se apliquen los descuentos correspondientes, pudiendo el desvío ser obligatorio solo cuando el uso de la autopista sea gratuito.

Finalmente, González ha criticado el tiempo perdido en negociar con los cargadores medidas “que creíamos encaminadas a implementar medidas que mejoraran al conjunto del sector, cuando su único objetivo era ampliar la capacidad de carga de los vehículos para incrementar la rentabilidad de sus negocios”.

A vueltas con la Alianza por la Carretera
En la valoración de Fenadismer sobre la reunión aparece como aspecto fundamental el hecho de que el ministro haya confirmado que “comparte plenamente los objetivos de la Alianza Europea por la Carretera” para reflejar también el el hecho de que Ábalos haya tenido ocasión de conocer los “diferentes intereses que defienden las organizaciones que representan a los grandes flotistas e intermediarios y las que representan a los pequeños y medianos transportistas”.

Sobre la negociación del Paquete legislativo de Movilidad promovido por la Comisión Europea, la organización que preside Julio Villaescusa advierte de que “se ha evidenciado las diferentes posturas que defienden las organizaciones que representan a los grandes flotistas (CETM y Astic), contrarios a que España se adhiera a la Alianza Europea por la Carretera promovida por diez países de Europa Occidental para luchar contra el dumping social y la competencia desleal que ejercen las empresas deslocalizadas en países del Este de Europa, frente a la posición defendida por Fenadismer partidaria de la inclusión de España en la referida Alianza por considerarlo necesario para defender mejor los intereses de las empresas españolas en el ámbito europeo”.

“A este respecto, el ministro de Fomento ha reiterado su posición favorable a los objetivos que persigue la Alianza, y así se lo transmitirá a la ministra francesa de transporte en la reunión que mantendrán el próximo 24 de julio, defendiendo en todo caso los intereses de los transportistas españoles y su consideración como país periférico”, detallan desde Fenadismer.

Más en detalle, Julio Villaescusa ha trasladado al ministro la necesidad de establecer una armonización fiscal en el sector del transporte por carretera que elimine las “actuales discriminaciones que soportan los transportistas autónomos y pequeñas empresas frente a las grandes empresas”, la apuesta por la digitalización del transporte y el desarrollo de la ventanilla única logística y el fomento de las energías alternativas en los vehículos de transporte para contribuir a la reducción de la dependencia de los derivados del petróleo y la mejora del medio ambiente pero basándolo en tecnologías reales y posibles.

Al término del encuentro, el ministro de Fomento se ha ofrecido a intervenir con otros ministerios con competencias que afecten al sector del transporte por carretera (Hacienda, Trabajo, Educación y otros), comprometiéndose asimismo a celebrar reuniones trimestralmente con las organizaciones representativas del sector para hacer un seguimiento de los temas planteados y de otros que puedan surgir.

Fetransa defiende los módulos
Desde Fetransa, su presidente, Víctor González Pastor, ha pedido al ministro Ábalos sensibilidad para que se deje de señalar al autónomo como causante de todos los males del transporte, insistiendo en que el problema no está en los autónomos, “sino en el fraude derivado de la utilización de la figura del falso autónomo por las cooperativas de trabajo asociado y la mal llamada economía colaborativa, por un lado, y por el dumping social que se está practicando derivado de los diferentes costes laborales de los países de la UE a través de la deslocalización de empresas españolas hacia países del este de Europa o por empresas de estos países, por otro”.

En materia fiscal, Fetransa ha pedido al ministro su apoyo frente al Ministerio de Hacienda para defender el mantenimiento de la tributación por módulos basando esta petición en la simplicidad del sistema, “poniendo sobre la mesa la posibilidad de equilibrar los índices y ofreciendo la máxima colaboración en la lucha contra el fraude que pueda producirse en este sistema de cotización”.

En relación con la integración de España en la Alianza por la Carretera, desde esta organización entienden que la visión de Ábalos es coincidente con la suya, con planteamientos “proclives en líneas generales a los planteamientos de los países pertenecientes a la alianza por el transporte, pero con las matizaciones necesarias derivadas de la condición de país periférico de España: no es lo mismo poner un vehículo entre París y Berlín que entre Sevilla y Berlín”, apuntan.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *